Ir a Posada de Mantecona
 


 
 
 
 
Sheriel
(Huésped de la Posada
)
Raza: Maië
Procedencia: Bizkaia
Edad: 40 años

       
Aspecto: Mirar sus ojos es comtemplar verdes prados acariciados por el sol de la mañana, pues en ellos confluyen varias tonalidades de verde y oro. Sus largos cabellos del color del cobre caen por su espalda como una cascada de fuego, y enmarcan su rostro de delicadas facciones.

La luz de la Luna parece haber quedado presa de su piel, suave y pálida. Sus labios son sensuales, de un color rosado intenso, y en ellos parece estar siempre a punto de nacer una sonrisa. Pues aunque al principio puede parecer una doncella triste, cuando sonríe sus ojos brillan, y su rostro se ilumina como si un rayo de Sol brillara en su interior. Su voz es suave, como un suspiro lanzado al mar.

Suele llevar vestidos de color blanco, con intrincados bordados de oro y verde. Un delicado cinturón de oro en la cintura que asemeja flores de elanor, con esmeraldas engastadas, y ceñida al cinturón, lleva la vaina de su espada.

Historia: Cuenta la leyenda que Serindálë descendió a la Tierra Media por amor. Pues ella amaba fielmente a Gorthaur, y ese amor nació mucho tiempo antes de que Melkor sembrara el mal en el corazón del Maia.

Pero a pesar de todo, Serindálë intentó por todos los medios que Gorthaur renunciara al poder que Melkor le ofrecía. Mas no fue posible.

Cuando Gorthaur marchó de Valinor, siguiendo a su Señor, Serindálë juró que intentaría sanar todas las heridas que causara Gorthaur al mundo.
******************

En un principio fuimos dioses. Cuando Arda aún no era, y sentíamos la Música en nuestro corazón. Pero fue por amor que descendimos a Arda, y fue por amor que muchos de nosotros nos perdimos en ella, peregrinos eternos en esta tierra cambiante.

El tiempo que ha pasado nos ha hecho más sabios, pero no más fuertes. Y nuestro corazón sufre hoy por todo lo que una vez fue, y ya no es. Demasiado lejos queda ahora Valinor la Hermosa. Tanto que duele sólo de pensarlo. Pero yo aún me demoro en esta tierra. Y no sé si algún día habré de regresar.

Hubo un tiempo en que en mi corazón sólo hubo lugar para la alegría. Pero, ¡ay! Ahora sólo hay en él añoranza y melancolía. Los recuerdos de aquél tiempo aún perviven en mí, pero son sólo imágenes opacas, cada vez más pálidas. Y aún así me aferro a ellas, pues temo el día en que desaparezcan, y comience a creer que quizás nunca existieron.

No puedo, ni quiero, culpar al amor que no creció en él. Sólo fue mi culpa. Pues deposité en él todas mis esperanzas, y todas ellas resultaron vanas. Ciega. Estuve ciega de amor. Como sólo puede estarlo aquél que ama con toda su alma. Y así fue como entregué mi corazón, sin temor, con los ojos cerrados.

Pero no recibí nada a cambio. Y él ni siquiera lo acogió en su seno. Mi corazón quedó en el olvido. No sé donde, por más que lo he buscado. Hoy lo llamo destino. Maldito destino. Si alguna vez hubo en él lugar para ese sentimiento, Melkor lo destruyó, y yo ni siquiera me di cuenta. Y no se puede luchar contra el destino. De eso doy fé, pues lo he intentado.

No puedo decir aun hoy en día, que haya malgastado el tiempo que se me ha dado, por muy largo que éste sea. El dolor hizo de mí un ser compasivo. Tal vez demasiado. El paso de los años me hizo descubrir nuevos dolores, y pocas, muy pocas, alegrías.

Ahora, sólo busco la paz y el descanso. Olvidar este dolor que me acompaña todavía, y envolverlo en las pequeñas alegrías cotidianas de la vida. Para que quizás, con el lento devenir de los años, mis recuerdos vuelvan a brillar como antaño.

Habilidades: La Guerra contra Morgoth hizo de ella una excelente guerrera, mas sabe de hierbas y plantas curativas. Un gran poder se haya en ella, pero intenta sobre todo no usarlo, pues teme no poder controlarlo.

Armas: Normalmente no va armada, pues sólo las circunstancias la convirtieron con el tiempo en guerrera. Pero tiene una espada, Ilmacil, Luz de Estrellas. Pues se dice que en su interior refulgen el líquido brillo de las estrellas de Varda. En tiempos de guerra suele llevar un escudo, similar al de Fingolfin, pero con las estrellas brillando sobre el fondo verde, que simboliza su reflejo en el mar.
También lleva una daga pequeña, con la empuñadura de nácar y mithril.

 
 
Última modificación de Ficha: Día: 07-11-2006 Hora: 22:38
Hospedado desde el día: miércoles, 01 de noviembre de 2006 ...Han pasado 4096 días.
Registrado en el Foro: SI

Número de mensajes enviados: 1
Número de mensajes en la bandeja: 11
 
 
 
Calificación de los Huéspedes:

7/10 ( 8 votos)

ayuda
votaciones
La Ficha más valorada:
Nessornë
Nessornë
 
 
 

Han visitado 101 personas esta ficha

Panel de Mensajes

Sheriel tiene 8 mensajes

De: Odnallap  
Fecha: 08-05-2009 Hora: 08:15
Buenos días, huested del sur, le invito a leer la canción (Poema) de la Cerveza. Saludos. eppp

Fecha: 24-12-2007 Hora: 19:31
Qué historia más bonita
Aunque eso de que una maia tenga miedo de usar sus poderes por temor a no poder controlarlos... un poco raro, pues en unos casi 20.000 años se supone ha tenido tiempo suficiente para que no suceda Más cuando fue creada así.

Ahí va un 9

Fecha: 24-12-2007 Hora: 10:40
me encanta tu historia muy buena

De: alcarin  
Fecha: 14-01-2007 Hora: 22:08
espero que visites los relatos ,ya meti mano al texto y espero que te guste
1 2 3


Aportaciones de Sheriel

Relatos: Este huésped no tiene ningún Relato
Poemas: Este Huésped no tiene ningún Poema

Visita la Ficha de otro Huésped