Ir a Posada de Mantecona
 


 
 
 
 
Zeirkrad
(Huésped de la Posada
)
Raza: Licantropo
Procedencia: Barcelona
Edad: 24 años

       
Aspecto: Como todos los de mi raza es la de un gran lobo negro, musculoso y los que no resisten mi mirada quedan inmovilizados por mis ojos que solo inspiran : soledad, venganza, ira y sed de sangre. A sí que ningún hombre, elfo o enano pronuncian mi nombre. Y la herida que tengo en el ojo izquierdo fue causada por un maldito elfo. Tal vez deba darle las gracias por darme un aspecto más fiero.

Historia: Procedo de Morgoth, mi destino aun no lo sé. Voy por allí donde pueda saciar la sed de sangre y donde me lleve el viento.
Cuando los elfos esten atemorizados me marcharé al Bosque Negro un lugar ideal para cualquier lobo o licántropo en ese mismo lugar haré caer a un guerrero elfo llamado Elven.

En los límites del sur del Bosque Negro sufrí una emboscada de los elfos con algunos hombres de los bosques, silbaban flechas por todos lados. Algunas me alcanzaron pero mi carga también los alcanzó desgarrando y devorando a quien se metia en medio. Mordiscos, flechas, cadáveres, olor a sangre y acero. Me volvía loco, un frénesi de locura me invadió y no paraba de matar y desgarrar hasta que me dí cuenta que solo no podría vencer.

Tras huir de aquella emboscada que quedé mal herido por las flechas, me refugié en una cueva donde corría un riachuelo, pero noté que hacia una olor familiar, me dí la vuelta y ví a tres lobos de mi misma estatura, uno blanco, otro de pelo gris, y una loba de pelo negro que parecía ser la líder.

Me uní a ellos y cada noche sembramos el terror en el Bosque Negro.... y sigo esperando mi venganza sobre Elven de Rivendel.

Pasados unos días, pasó una compañia de elfos, era de noche una noche perfecta para mí y la manada. Los elfos tenían la mirada atenta dispuestos a encontrar algún peligro que los acechase aunque no eran muchos la verdad. Nosotros que éramos solamente cuatro podríamos con ellos ya que teníamos el factor sorpresa. Los rodeamos. Yo estaba en el flanco derecho, el lobo gris en el izquierdo, el anciano viejo detrás y la loba negra por delante. Hasta que aúllamos, los elfos seguían mirando atentamente a su alrededor pero cometieron un error ya que cuatro de ellos se separaron de la formacíon hacia a mí. Corrí hacia ellos llevandome con los dientes al primero de ellos hacia los matorrales. Comenzó el ataque. Otra vez el olor a acero.. Como lo odiaba, los otros lobos se lanzaron al ataque, llevandose a los elfos de uno en uno hacia los matorrales para lanzarnos a su garganta. Volvían a silbar flechas, pero todas erraban el blanco, los elfos estaba sorprendidos. No parábamos quietos, dando rodeos, cambiando de posición. Aúllando, mordiendo. Hasta que no pudieron hacer otra cosa que huir. No los perseguimos, estábamos saciados.

Cada noche salíamos de caza fuese de seres racionales o de simples bestias, pero solo queríamos llenar de terror el corazón de los elfos, que aunque asustados andaban tras nosotros por nuestras pieles o por el simple echo de que los masacramos y querían venganza.

Así empezó nuestra huida, corríamos en forma de cuña, la gran loba negra delante, yo a la izquierda y el viejo lobo blanco a la derecha siempre atento a lo que pudiera pasar, detrás nuestro iban un grupo de 9 jinetes élficos armados con arcos y ataviados con sus armaduras doradas.

Volaban flechas por doquier, con el sonido seco cuando se clavaban en los mortecinos árboles, sin embargo por mucho que nosotros corríeramos no los perdíamos de vista, la loba nos dedicó una mirada de astucia, el blanco y yo entendimos esa mirada a la perfección. La loba siguió la misma dirección en que se dirijia al Norte, yo tomé el este y el viejo lobo el oeste pero a aunque eran direcciones diferentes nos llevamos el mismo número de enemigos atrás, tres jinetes por cabeza.

Perdí a los lobos de vista, seguían silbando flechas y yo cansado de ser la presa perseguida decidí canviar las tornas. Di media vuelta y di una corta carrera hasta el primer jinete que conseguí derribar, el caballo descargó todo su peso sobre él en sus piernas inmovilizandolo y me lanzé sobre aquel desafortunado. Mientras uno de los jiinetes se caía al suelo debido al obstáculo que tenía delante, el caballo y su jinete muerto conmigo encima y salté sobre el otro jinete que cuando cayó al suelo se dio un golpe en la cabeza contra una roca que sobresalía del fangoso suelo.

EL último jinete desmontó se le habían acabado las flechas de su carcaj pero aún tenia su espada la qual desenfundó, los dos sabíamos que solo uno de nosotros saldría vivo, el elfo no estaba ni herido ni cansado pero yo tras las carrera no podia más pero no me iba a rendir ante un elfo. Cargué contra el rapidamente cosa que lo sorprendió, con un ligero movimiento de aspaviento de la espada me abrió un corte en el costado derecho y aullé de dolor y rabia, me lanzé por última vez sobre el llevandómelo por delante, el caso es que no volvió a levantarse y yo caí presa del cansanció ya que solo tube fuerzas para arrastrarme hacia las sombras de los árboles...


No se cuanto tiempo pasó pero algo me lamía el hocico. Abrí los ojos y vi al lobo gris que fue el primero en perderle de vista. Los dos cojeabamos, estabamos exaustos aun. Pero solo podíamos hacer una cosa: ir en busca de los nuestros y descansar. Seguimos el rastro del anciano y al cabo de unas horas lo encontramos muerto junto a los elfos que lo perseguían.
Gruñi de rabia, aúlle. Nos quedamos allí sentados, descansando, maldiciendo a los elfos. Esperábamos que la loba nos encontrara. Y nos encontró y ella tambiém cojeaba. Debímos dejar en paz un tiempo a los elfos. Pero aquella otra vez no recibirían ellos.



Habilidades: Emboscar a viajeros por las lindes del bosque, ocultarme por las sombras ...

Armas: Solo necesito mis colmillos y garras. Ya que no muchos se me suelen escapar.

 
 
Última modificación de Ficha: Día: 24-01-2009 Hora: 22:32
Hospedado desde el día: viernes, 10 de agosto de 2007 ...Han pasado 3759 días.
Registrado en el Foro: SI

Número de mensajes enviados: 171
Número de mensajes en la bandeja: 104
 
 
 
Calificación de los Huéspedes:

6.8/10 ( 16 votos)

ayuda
votaciones
La Ficha más valorada:
Nessornë
Nessornë
 
 
 

Han visitado 592 personas esta ficha

Panel de Mensajes

Zeirkrad tiene 97 mensajes

De: Aldera  
Fecha: 04-03-2013 Hora: 23:05
Aiya, pasaba por casualidad y vi su ficha, larga historia tiene usted, muy interesante. Espero poder charlar y aullar al amanecer algún día con usted, (aunque yo no sea un lobo). Encantada de conocerle.

De: samkale  
Fecha: 11-11-2009 Hora: 20:51
Felicidades!! (habria que averiguar como se dice en élfico XD)

De: ogdan  
Fecha: 07-07-2009 Hora: 14:53
en mar vanya ....

De: ogdan  
Fecha: 05-07-2009 Hora: 18:25
Se élfico, si. Pero no como para hacerte una traduccion en dos mnutos, no se si me entiendes.

Nai Varda tintuva tielyanna, Zeirkrad, elen haira.

De: ogdan  
Fecha: 01-07-2009 Hora: 21:52
Le invito a unirse a la partida de rol del foro
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21


Aportaciones de Zeirkrad

Visita la Ficha de otro Huésped