Ir a Posada de Mantecona
 


 
 
 
 
sm34g0l
(Huésped de la Posada
)
Raza: Istar Hamster
Procedencia: Bizkaia
Edad: 33 años

       
Aspecto: Pequeño, recubierto de un pelo marroncito suabe y aterciopelado.

Historia: Esta... Esta es mi historia...

No he sido asi siempre. Mi aspecto, mi forma de ser, mi estilo de vida...
Vivia en Besaid, un pueblo pequeño de Spira. Muchos os preguntareis que es Spira y otros quizas lo conozcan. Es un mundo magico, extraordinario, todo es paz y alegria hasta que aparece Sinh, un castigo de Yu Yevon por nuestros pecados. Sinh mata, destruye y aniquila todo lo que encuentra a su paso y siempre a sido asi, hasta que logremos redimir nuestros pecados. Pero gracias a los Invocadores podemos disfrutar de 10 años de paz, pero Sinh siempre vuelve. Fue por eso por lo que me propuse convertirme en Invocador.
Comenze el largo camino para llegar a serlo el año 2000, una fecha idonea para el comienzo, queria cambiar el curso de la historia...

Para ser Invocador hay que orar en los templos para ganarte el afecto de los Grandes Invocadores y asi poder llamar a los Eones, poderosas criaturas con las que derrotar a Sinh. Tuve suerte de que en el pueblo esta situado el Templo De Besaid, donde con gran esfuerzo logre conseguir a Valefor, un gran pajaro alado que siempre acude a mi llamada.
Despues coji un barco para Kilika donde consegui a Ifrit, el segundo Eon.
Todo iva bien, incluso podria decir que era demasiado facil. Pero algo ocurrio cuando me encamine hacia el Templo de Djose, Sinh emergio de las aguas con una furia descomunal, sus decenas de ojos emanaban una ira indescriptible...De su cuerpo brotaban una especie de escamas que al llegar al suelo se convertian en peligrosos mounstros. La gente de la playa no podia creer lo que estaba sucediendo, la mayoria huyeron y los que no los hicieron no tardaron en perecer bajo la amenaza de Sinh. Logre zafarme de docenas de esos asquerosos bichos con varios hechizos elementales. Parecia que me iva a librar en esa occasion, pero Sinh no tiene piedad. Decidio atacarme con su propio poder y sali lanzado contra los acantilados de la playa. Con el poco aliento de vida que me quedaba invoce a Ifrit al cual aplasto como si de una simple mosca se tratara y en un ultimo esfuerzo llame a Valefor, mi ultima esperanza. Para sorpresa mia y de Sinh, Valefor lanzo un poderoso ataque, el cielo se oscurecio, Valefor subio en espirales hacia el cielo negro y, al estender las imponentes alas, de ellas brotaron unas luces cegadoras. Un estruendo fuertisimo se apodero de la playa, la atmosfera se cerro mas y mas hasta que
el aire era sofocante y de repente las luzes salieron disparadas hacia Sinh con una potencia impresionante. Tan fuerte fue el primer ataque de Valefor que causo una gran explosion en Sinh y en la playa, pues algunas luces herraron, que el mar se encojio dejando al descubierto el grandisimo cuerpo de Sinh de proporciones gigantescas. Segundos despues una gran ola volvio rugiendo del mar y me llevo...
No puedo decir cuanto tiempo estuve insconsciente, pero cuando desperte estaba en un lugar que nunca jamas avia visto... Todo era verde y frondoso, un rio cruzaba el campo y detras de el, se extendian una especie de casas. Mas bien parecian madrigeras grandes. Cruze un puente y llegue a una casa con un molino y llame a la puerta. Salio un hombre, bajito, hubiera dicho que era un niño si no fuera porque las arrugas de la cara y su fuerte voz delataban que era un hombre curtido. Al verme puso cara de sorpresa y me dijo que los hombres no eran bienvenidos a estas tierras y pegando un portazo volvio a internarse en casa. No me arriesge a llamar a mas puertas y decidi tomar el camino opuesto. Largos años camine, perdido sin rumbo, completamente solo. Aprendi a sobrevivir en aquella tierra hermosa, pero el tiempo no me afectaba, como si el tiempo alli no pesara sobre mi.
Una de las incontables noches un rudio extraño me sobresalto y al girarme vi con sorpresa a dos hombres. Uno era un anciano, encorbado, con largos cabellos blancos como la nieve, el otro era de ted oscura y pelo negro como el carbon, mas bajo que el anciano.
Sin nisiquiera preguntarme cual era mi nombre el moreno me ataco con un mandoble el cual logre esquivar, y en el momento en que arremeti contra el el anciano, despojandose de una capa vieja y carcomida extendio el brazo hacia mi y fui proyectado contra un arbol... Esto me recordaba mi encuentro con Sinh, con lo cual decidi no cometer el mismo error, y incoque a Valefor que aparecio desde los cielos. El anciano se sobresalto y antes de que Valegor lograra atacarle me lanzo una especie de hechizo. Note como mi cuerpo ardia, mi corazon empezo a palpitar velozmente y mis braozos y mis piernas y mi torso empezo a encogerse al mismo tiempo que mi piel se iva cubriendo de un pelo marron. El anciano desaparecio y me dejo alli, retorciendome de dolor hasta que perdi el conocimiento. Cuando desperte, descubir con sorpresa que aquel anciano me avia convertido en lo que ahora soy, un Hamster. Sin embargo mis cualidades, hablar, pensar, e incluso invocar se allaban intactas, con lo cual no estaba indefenso, no del todo.
Mi vida como roedor era mucho mas divertida de lo que en un principio pense que iva a ser. Era mucho mas veloz, nunca me faltaba el aire. Mi mente, seguramente, me hacian creer que mis pulmones seguian siendo los de un hombre asi como mi fuerza.
Asique decidi emprender una busqueda, encontrar al anciano. Mi camino me llevo por largos caminos y grandes peligros, pues los zorros de la zona intentaban comerme a menudo. Asi llegue a Bree. Escuche hablar de un lugar, una posada llamada El Poney Pisador, donde gente extraña y poco corriente habitaba, y me encamine alli. Cual fue mi sorpresa al ver un macho cabron a dos patas con cetro y tunica, a un elfo con barba y el mas curioso de todos una especie de bichito verde con patitas cortas y sin rodillas y que siempre va alegre. Me convencieron de que rehusara la busqueda, de que alli estaria bien y de que seria feliz hasta el resto de mis dias.

Habilidades: Buena defensa en el cuerpo a cuerpo aunque no lo parezca y el don de invocar Eones.

Armas: --> Espada, sin nombre ya que me parece una chorrada ponerle nombres a las espadas. Una espada es una espada y punto pelota.

 
 
Última modificación de Ficha:
Hospedado desde el día: miércoles, 28 de mayo de 2003 ...Han pasado 5294 días.
Registrado en el Foro: NO

Número de mensajes enviados: 2
Número de mensajes en la bandeja: 32
 
 
 

HdlTM le informa que las Fichas de esta Posada deben seguir una serie de criterios, de modo que estén de acuerdo con la temática y orientación de la misma, así como con los escritos que J.R.R Tolkien nos dejó. Por tanto, hemos de indicarle que su Ficha contiene los siguientes errores:

Por favor, adapte su ficha a la temática de la posada.

Atentamente, Hermandad de la Tierra Media

La Ficha más valorada:
Nessornë
Nessornë
 
 
 

Han visitado 253 personas esta ficha

Panel de Mensajes

sm34g0l tiene 31 mensajes

De: bodom  
Fecha: 11-12-2003 Hora: 20:05
felicidades!!!!!!!!!
te invitare todas las cervezas que puedas tomar y toda la hierva que quieras fumar

De: Nenia  
Fecha: 11-12-2003 Hora: 19:21
Felicidades sm34g0l
espero que pases muy bien este dia
salud brindaré a tu salud

De: Alatar  
Fecha: 11-12-2003 Hora: 18:33
Felicidades

Le invito a una pinta!

De: Korg  
Fecha: 11-12-2003 Hora: 18:32
¡Felicidades!
Jamás vi un ser parecido a vos. Permítame invitaros a una espumosa cervecilla o lo que haga falta ...

Korg

De: BaLdWyN  
Fecha: 11-12-2003 Hora: 18:03
Felicidades, noble hamster... ojala los dioses esten a tu lado en este dia... y mientras vienen... a tomar otra birra!!! salud!!
1 2 3 4 5 6 7


Aportaciones de sm34g0l

Relatos: Este huésped no tiene ningún Relato
Poemas: Este Huésped no tiene ningún Poema

Visita la Ficha de otro Huésped