Ir a Posada de Mantecona
 


Tu guardian
Por Elaerion
 
Mirando las nubes de mi firmamento,
siguiendo las gaviotas blancas
de nuestros dulces momentos,
voy buscando aquella brisa
que limpie de tu rostro el sufrimiento.

Yo quisiera ser marinero
para elevar mis velas blancas
y navegar por los mares de tus sueños
y recalar en las bahias
de las curvas de tu cuerpo.

Y ojalá pudiera con miradas,
con entendimientos y palabras de aliento,
calmar las aguas de tu pensamiento;
ojalá pudiera quererte tanto que olvidases
que no es desde nuestro nacimiento que nos conocemos.

Quisiera guiarme en tu recuerdo
en el tiempo que no te veo
por las estrellas de tus ojos
y el dulce viento que me mece
y con el que mueves mi alma a tu antojo.

¿Acaso no es caballero navegante,
aquel que de buen talante
se dirige a ti con el corazón delante
y con el amor ardiente y transparente
de aquel que te quiere más alla de lo que digas de tu cuerpo?

Ayudarte con mis redes
seria mi contento;
apresar todos tus temores,
tus dudas, tus tormentos
y alejarlos de tu vida...al menos durante unos momentos.

Provocando la luz de tu sonrisa,
la música de tu voz,
guiando la felicidad de tu alma;
sólo asi podria ser feliz
un misero poeta como yo.

Y navegando te recogeria
en el velero de mi abrazo
y te llevaria bien lejos,
donde no afectara el tiempo
a todo el cariño, el apoyo
y el amor que
si por mi fuese...
siempre te estaria dando.
 
Elaerion
 
 
 

776 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: