Ir a Posada de Mantecona
 


Allá donde vaya...
Por Bowen
 
Bueno bueno, que tal amigos? No escribia nada desde Febrero y mi "Morir en Batalla", asi que ma arranco con una pieza mas cortita, que he compuesto hace un rato. Un saludo a todos de nuevo...

Sentado en la amplia campiña,
cojo la inerte mano de mi amada mortecina,
bajo el vuelo de las aves de rapiña,
que moran por alimentarse de su carne blanquecina.

PUES NO LA TOCAREIS AVES DE MAL AGÜERO!
en mi aun queda sangre a raudales,
y en mis manos el afilado acero,
jura protegerla de vosotros, viles animales.

Mi amada yace en el suelo,
con las vestiduras ensangrentadas,
arriba observo el circular vuelo
de esas bestias emplumadas.

Recuerdo cuando la conoci en la posada,
que dias felices pasamos mi querida,
quien diria que una flecha orca envenada,
nos arrebataría de esta forma nuestra vida.

Empiezo a sentir el efecto de la toxina,
me cuesta respirar y la vista me falla,
guardaré amor, tu sonrisa en mi retina,
alla, alla donde me vaya...

-LA TUMBA DE PLUMAS Y GRAZNIDOS LES ABRAZÓ, HASTA QUE SUS CUERPOS DEJARÓN ESTE MUNDO-





 
Bowen
 
 
 

656 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: