Ir a Posada de Mantecona
 


El caminante
Por gerion
 
El caminante se va, el de su suerte se aleja.
Se va por todo y perder, aquella dura tristeza.
Sobre el sendero sinuoso, sus ojos hacia el suelo.
El caminante se va, porque su andar en un duelo.

El caminante se va, bajo una noche de estío,
Alejándose del mal, esquivando un corazón frio.
El desierto en su mano, la soledad compañera.
El caminante se va, pues ya nadie lo espera.

El caminante se va, en la noche oscura,
De los pasos son sus huellas, de las huellas su locura.
Sin alivio ni descanso, sin un báculo ni quimeras.
El caminante se va, hoy su vida es la frontera.
 
gerion
 
 
 

474 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: