Ir a Posada de Mantecona
 


La calma previa a la tempestad
Por Uruk17
 
Y fué en aquel preciso momento, cuando el pequeño elfo divisó a un grupo, quizás una partida de goblins, seguramente, habrían salido de Moria tras el paso de los grupos de elfos, que hacian patrullas en torno al bosque.

Justo en ese momento surgió de detrás de unos pequeños aunque robustos cedros, surgió la espantosa y maléfica silueta de un troll de las cabernas, el cuál habia aprovechado la caida del sol, para salir al exterior, junto a los goblins.

No tardó ni dos segundos aquel pequeño elfo, en saltar de su árbol al suelo para avisar a sus compañeros del inminente peligro que se aproximaba a su zona. Dichi y hecho, el pequeño, pero no menos valiente elfo reacinó con premura y sus compañeros y él se dirijieron prestos, a una pequeña zona de bosque donde decideron emboscar a los atacantes.
Llegó la media noche y con ella una suabe brisa de primavera, acompañada de el fresco olor a pureza que se respiraba en aquellos lugares, aunque por la situacion en que se encontraban los elfos, no podían permitirse el lujo, de apartar la vista de los caminos que conducían al claro donde pretendian llevar a cabo la emboscada.
Como de costumbre, los orcos y su repugnante pero fuerte amigo troll alcanzaron el claro y tras la leve caricia de la brisa en los delicados rostros de los elfos, como hojas al viento, cayeron sobre los enemigos las flechas con una precisión y exactitud sobrenaturales. Acto seguido, comenzó el combate contra el troll...
 
Uruk17
 
 
 

413 personas han leído este relato.

Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato: