Ir a Posada de Mantecona
 


Encuentro frustado
Por Bardagoc
 
En una de las noches de invierno, en Bree, la lluvia caia torrencialmente, mientras en la taberna del Poney Pisador, estaba frente a la barra un enano, al que miraban incredulos, pues en aquellos tiempos era muy raro verlos en aquella taberna.
El enano, llamado Bardagoc, venía de las lejanías de Erebor, había llegado ese mismo día, pues había visto, a un viejo compañero de aventuras, quedando para ese día, pues querían recordar viajas andanzas.
De repente la puerta se abrió, y entro un encapuchado, tenía el pelo largo, pues una cola le salía de la capucha. Se dirigió, con andar seguro hacia el enano, mientras se quitaba la capucha, entonces la persona dijo:
-Hola viejo enano, ¿Qué ya estas sobrio? -dijo la persona.
Entonces Bardagoc, se lanzó hacia la persona, y la abrazó, diciendo:
-No, que sepas que no estoy sobrio, ¿Y tu Naelëndil? - dijo el enano, a carcajadas.
Naelëndil, era un elfo silvano, compañero de muchas aventuras del enano.
empezaron ha hablar de viejas aventuras, mientras bebían y reian felizmente.
Entonces, en una mesa, una pelea saurgió del centro de la taberna, Naelëndil, los separó, pero de repente alguién le asesto un puñetazo en la cara. Ante esta reacción, Bardagoc, se lanzó hacia la apersona del puñetazó, pero Naelëndil, lo paró, pues podía hacer daño, los dos salieron de la taberna, mientras varios hombres altos y robustos, salieron tras ellos.
Los dos compañeros, estaban muy aturdidos, pues en varios minutos, la situación cambio radicalmente, ahora se veian huyendo de varios hombres, que por una simple pelea, iban a por ellos.
 
Bardagoc
 
 
 

460 personas han leído este relato.

Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 08-02-2009 Hora: 18:53
Vivan los Enanos

Fecha: 08-02-2009 Hora: 16:18
La idea está bien, aunque un poco corto, pero en general esta bien